Artículos

EL MOVIMIENTO SCOUT VICTIMA DEL NAZISMO

El 8 de marzo de 2010, el servicio de seguridad del Reino Unido presentó a los Archivos Nacionales tres paquetes de documentos desclasificados que cubren un período que abarca desde 1937 hasta 1944. La Oficina Scout Mundial adquirió estos documentos para su examen. Estas fueron esencialmente notas de la policía que declaran el ir y venir de miembros de la Juventud Hitleriana en el Reino Unido.

BADEN-POWELL Y SU REUNIÓN CON LA JUVENTUD HITLERIANA

Joachim von Ribbentrop

Entre todos estos documentos, hay una copia de una carta enviada el 20 de noviembre de 1937 por Baden-Powell a Joachim von Ribbentrop, embajador de Alemania en Londres, agradeciéndole por haberlo recibido el 19 de noviembre para reunirse con Jochen Benemann y Hartmann Lauterbach, oficiales de la Juventud Hitleriana. El tono de esta carta es educado y diplomático. Se refiere a los sentimientos mutuos que los británicos y los alemanes pueden intercambiar, Baden-Powell escribe «Espero sinceramente que podamos expresarlo en un futuro cercano a través de los jóvenes de ambos lados, y de inmediato consultaré a mi sede para ver qué sugerencias pueden presentar «.

En uno de estos paquetes de documentos hay un informe de dos páginas que Baden-Powell transmitió al Comisionado Internacional, donde afirma que, tanto Lauterbacher como Benemann, están ansiosos por ver a los Scouts ponerse en contacto más cercano con el movimiento juvenil alemán. Continuó su informe diciendo que Ribbentrop «ve en el Movimiento Scout una agencia muy poderosa» y que «la verdadera paz entre las dos naciones dependerá de que los jóvenes sean educados en términos amistosos, juntos, en el olvido de las diferencias pasadas».  Este informe no contiene instrucciones de Baden-Powell para seguir las sugerencias propuestas por Ribbentrop.

BADEN-POWELL NUNCA CONOCIÓ A HITLER

En su informe, Baden-Powell, dijo que a Ribbentrop le gustaría él (BP) fuese a Alemania para reunirse con Hitler. Es obvio que esta reunión nunca tuvo lugar. Una semana después de su reunión con el embajador, BP partió hacia África. Regresó al Reino Unido por un corto período en 1938 antes de regresar permanentemente a Kenia el 27 de octubre de 1938, donde murió tres años después.

PERIODO ENTRE 1933 Y 1937

En enero de 1933, antes de la toma del poder por el Partido Nazi, la Juventud Hitleriana había expresado su hostilidad hacia el Movimiento Scout, afirmando que solo ellos podían representar a la juventud Alemana. El 17 de junio de 1933 se prohibió el funcionamiento de la Großdeutche Bund, una federación de muchos movimientos juveniles que incluía una docena de Movimientos Scouts. El 26 de mayo de 1934, un decreto prohibió el Reichschaft deutscher Pfadfinder, otra federación de Movimiento Scout. El decreto establecía que la federación «se había convertido en un lugar de refugio para los jóvenes enemigos del nuevo estado».

Juventud Hitleriana

Durante ese periodo, la Juventud Hitleriana busco la forma de ser reconocida por la Oficina Internacional de los Boy Scouts iniciando los contactos entre ellos y la Oficina Internacional durante el Jamboree en Hungría en agosto de 1933. Para las conversaciones, la institución alemana envío a su Jefe de Estado Mayor Karl Nabersberg. En 1934, Nabersberg vestido con un uniforme Scout, visito la Oficina Internacional en Londres, nuevamente para negociar contactos. Además, buscó reunirse con los Scouts de Francia. Pero ninguna de estas gestiones dio resultados positivos y sus negociaciones fracasaron. La disolución del Reichschaft deutscher Pfadfinder fue una de las consecuencias de las fallidas reuniones.

En agosto de 1933, la Conferencia Scout Mundial celebrada en Godöllo (Hungría), votó la siguiente resolución (15/33), titulada Propaganda política«El Congreso una vez más llama la atención sobre el hecho de que cualquier propaganda política de cualquier carácter directa o indirecta, nacional o internacional, no debe permitirse en ningún campamento o reunión de scouts en la que los representantes de otras naciones estén invitados a participar». 

En 1937, la misma Conferencia Mundial fue aún más precisa cuando votó la resolución 15/37 titulada Patriotismo“La Conferencia resuelve que se solicite al Comité Internacional que haga todo lo posible para garantizar que el escultismo y el roverismo en todos los países, al mismo tiempo que fomentan el verdadero patriotismo, se mantengan genuinamente dentro de los límites de la cooperación y la amistad internacionales, independientemente de credo y raza, como Siempre ha sido esbozado por el Jefe Scout (Baden-Powell). Por lo tanto, cualquier paso hacia la militarización del Movimiento Scout o la introducción de objetivos políticos, que podrían causar malentendidos y, por lo tanto, obstaculizar nuestro trabajo por la paz y la buena voluntad entre las naciones y los individuos, debe evitarse por completo en nuestros programas «.

BADEN-POWELL Y LIDERES SCOUTS AMENAZADOS POR EL RÉGIMEN NAZI

Es interesante observar que el plan de invasión de los nazis para el Reino Unido, preparado en 1940 por el general de las SS Walter Schellenberg, previó la detención de unos 2.800 ciudadanos británicos prominentes, entre los cuales se encontraba Lord Baden-Powell y los principales líderes de la Oficina Internacional de los Boy Scouts.

El plan de invasión fue acompañado por el documento Informationsheft Groß Britannien, un libro con información sobre la sociedad británica; la administración, el sistema educativo, los medios de comunicación, los grupos religiosos, los partidos políticos, los sindicatos, las organizaciones de migrantes, la masonería, las organizaciones judías, la policía y servicios secretos. Todos ellos descritos bajo la perspectiva nazi.

Parte de este libro nazi titulado «El sistema educativo» incluye dos subsecciones; «escuelas públicas» «El Movimiento Scout Internacional». Al analizar dichos textos, una mezcla de información sin sentido y muy precisa, se desprende que los nazis creían que, como Baden-Powell había sido un oficial de inteligencia en el ejército británico, los Scouts que había creado en 1907 solo habían sido destinados al espionaje en beneficio de Inglaterra y los comisionados de varias organizaciones internacionales tenían como única misión preparar informes mensuales y trimestrales sobre la vida política, económica y social de su país para la Oficina Scout Internacional. La parte dedicada al Movimiento Scout también es una ilustración del racismo nazi, Hubert Martin, Director de la Oficina Internacional, es descrito como «mitad judío».

Todos estos elementos demuestran la falta de simpatía mutua que existió entre el régimen nazi, Baden-Powell y el Movimiento Scout.

Vía scout.org