Artículos Historia

IMPEESA, ¿EL LOBO QUE NUNCA DUERME?

Ilustración @pamebri

A lo largo de su carrera militar, Baden-Powell, fue bautizado con varios apodos que trataron de describir sus acciones.

Los zulúes lo llamaron «M’hlalapanzi», el que se acuesta (para disparar). Se ganó este apodo al desarrollar una forma peculiar para disparar un rifle entre sus piernas mientras estaba acostado de espaldas.

M’hlalapanzi. Ilustración Themo Lobos

Durante la expedición de Ashanti se lo llamo «Katankye», el hombre con el gran sombrero.

Pero su apodo más famoso lo recibió en Matabele como tributo a su reputación de vigilante, explorador y militar. Impeesa, el lobo. Aunque también se tradujo como «la bestia que merodea por la noche».

IMPEESA, EL LOBO QUE NUNCA DUERME

En junio de 1896, durante la campaña Matabele, el General Frederic Carrington encarga al Teniente Coronel Robert Baden-Powell sofocar la resistencia zulú que aun existía en la zona cercana a Bulawayo. Los guerreros zulúes (impis) eran peligrosos y se hacían aún más fuertes en sus inaccesibles refugios en las colinas Matopo. Baden-Powell describiría el lugar como “un país horrible, tenebroso, un revoltillo de matorrales, pedregales y montes cerrados”.

Las tareas de espionaje, rastreo y reconocimiento que realizo BP, fueron de vital importancia para que la campaña Matabele fuese exitosa. En Inglaterra se decía que «se ganó la guerra gracias a que Baden-Powell la planeó y Plummer la llevo a cabo».

Impeesa, el lobo que nunca duerme. Ilustración @pamebri

Sus habilidades lo hicieron famoso, tanto en su país como entre sus propios enemigos.

Así lo describe William Hillcourt en su libro Baden-Powell: Las dos vidas de un héroe; «En algunos de sus más audaces reconocimientos era inevitable que fuera detectado por los Matabeles. Pero de algún modo se las había siempre arreglado para evadir a sus más feroces perseguidores, una de las veces apelando a la agilidad de esas danzas con grandes saltos (baile del faldellín) que había practicado en sus representaciones teatrales en Malta, cinco años antes. El enemigo nunca sabía por dónde aparecería B-P o desde cuál dirección. Parecía estar cerca de noche y de día, como si fuera alguna criatura extraordinaria que pudiera cazar siempre sin descanso. Comenzaron a llamarlo “Impeesa” (“El lobo que nunca duerme”). Consideró ese sobrenombre como uno de los grandes cumplidos que alguna vez le rindieran».

IMPEESA, ¿LOBO O HIENA?

El origen de el apodo «Impeesa» es algo confuso y debemos tener en cuenta una serie de hechos que ponen en duda su real significado.

En primer lugar, lo que más llama la atención es que en África, si bien existe una gran cantidad de especies salvajes, no hay lobos. Por otro lado, el vocablo zulú original es “Impisi” que traducido significa hiena.

Si el real apodo otorgado a BP fuese hiena, habría que preguntarse si lo llamaron así, de manera despectiva porque era su enemigo o al revés, como reconocimiento a sus habilidades militares. Aun así, Baden-Powell, si sabía el real significado de su apodo y lo asumió con bastante orgullo.

“En este sentido el enemigo me llegó a conocer bastante bien; me apodaron “Impeesa”, la bestia que se arrastra por la noche, (the beast that creeps about by night)”.
Lecciones de la Universidad de la Vida (1933).

Finalmente, cualquiera que haya sido el origen y significado del apodo; «Impeesa, el lobo que nunca duerme», ya es parte de nuestras tradiciones y no hay mejor apodo para describir lo que significa la figura de Baden-Powell para todos los miembros del Movimiento Scout.

Fuentes
Impeesa, el lobo que nunca duerme (AGSCH – Themo Lobos)
Lecciones de la Universidad de la vida (Baden-Powell)
BadenPowell: Las dos vidas de un héroe (W. Hillcourt)
Sons of the Empire: The Frontier and the Boy Scout Movement, 1890-1918.
Ilustración Impeesa – @pamebri