Artículos Biografías Historia

JACQUES SEVIN

Jacques Sevin (7 de diciembre de 1882 en Lille – 19 de julio de 1951 en Boran-sur-Oise) fue un sacerdote jesuita francés conocido por su papel en la introducción del Movimiento Scout en Francia y la fundación del escultismo católico.

VIDA TEMPRANA

Jacques Sevin nació en Lille, Francia, pero pasó la mayor parte de su juventud en Tourcoing, Bélgica, donde estudió, primero en las Hermanas Franciscanas de Nuestra Señora de los Ángeles y luego en el Colegio del Sagrado Corazón. Más tarde, estudió en el Providence College en Amiens, el alma mater de su padre, pero después de siete años, tuvo que interrumpir sus estudios debido a los continuos dolores de cabeza. Después de pasar seis meses en Inglaterra, reanudó su educación en Lille.

Jacques había pensado en querer ser sacerdote a los 13 años, pero mientras hacía un retiro a los 16, tuvo sus primeros pensamientos de convertirse en jesuita. Cuando confirmó su pensamiento anterior en un retiro posterior mientras estudiaba inglés en la Universidad Católica de Lille, ingresó al noviciado jesuita en Saint-Acheul, cerca de Amiens, en septiembre de 1900. Cuando los estudiantes jesuitas franceses tuvieron que exiliarse debido a un decreto gubernamental, continuaron su formación de noviciado en Arlon en la provincia belga donde Jacques hizo sus primeros votos el 2 de septiembre de 1902 antes de mudarse a Antoing también en Bélgica para seguir sus estudios. Hizo su regencia enseñando inglés en St John Berchmans College en Florennes y también estuvo a cargo del teatro de los estudiantes antes de ir a Gemert, Países Bajos para estudiar filosofía y posteriormente teología en Enghien, Bélgica.

CONOCIENDO EL ESCULTISMO

Jacques Sevin (1882 – 1951)

A comienzos de 1913, aparecen dos artículos en Les Études, una revista jesuita, donde describen y critican al Movimiento Scout creado en 1907 por el entonces teniente general inglés Robert Baden-Powell. El hermano Jacques, aún no ordenado sacerdote, lee y analiza estos artículos quedando perplejo por las críticas negativas. Fue entonces cuando pide a sus superiores poder viajar a Inglaterra para averiguar más de cerca sobre este incipiente movimiento juvenil.

En su estadía en Inglaterra visita numerosas unidades, así como otras organizaciones análogas al escultismo llegando a conocer al mismísimo Baden-Powell. Este sería el comienzo de una gran y sólida amistad.

El 20 de septiembre de 1913, al lado de Baden-Powell, Sevin asiste a un rally de 3.000 scouts. Al verlos, se dijo:

«Yo fundaré los Scouts de Francia, y antes de cinco años, una actividad similar será presidida por el cardenal arzobispo de París».

Sevin regresa de Inglaterra con una documentación importante y el proyecto bien determinado de fundar en Francia una asociación scout católica.

Después de su ordenación en Enghien el 2 de agosto de 1914, el P.  Sevin fue enviado por su provincial a visitar al cardenal Francis Bourne de Westminster para negociar con el gobierno británico la posibilidad de aceptar religiosos de Alsacia-Lorena, que habían sido desarraigados de sus monasterios debido a la guerra. El P. Sevin pasó su tiempo libre escribiendo sobre escultismo, movimiento que para esas alturas ya se había extendido más allá de las expectativas de Baden-Powell.

En 1916 fue nombrado profesor en el colegio de Tuquet en Mouscron, cerca de la frontera con Francia. Ocho días después de su llegada a Mouscron, los alemanes se hicieron cargo de la universidad como hospital militar. Fue entonces cuando el P. Sevin se involucró de lleno en el Movimiento Scout.

LES SCOUTS DE FRANCE

Entre 1917 y 1919, escribió su libro clásico Le Scoutisme y en 1918 estableció clandestinamente (la ocupación alemana prohibía este tipo de reuniones), la primera tropa scout católica en Mouscron. Dicha unidad fue llamada «los guías» ya que el término scout o éclaireur (explorador en francés) habría sido demasiado comprometedor respecto a los ocupantes. Su insignia fue la Cruz de Jerusalén y su Ley la de Baden-Powell.

La guerra no me impidió una interesante empresa, porque, bloqueado por los alemanes en zona ocupada, fundé una tropa clandestina que durante dos años practicó íntegramente el escultismo. Comencé con nueve muchachos que tenían como insignia la actual cruz scout bordada en rojo sobre un pedazo de tela verde y como las reuniones estaban prohibidas, había que actuar con extrema prudencia.
Llegó el día de la primera promesa. Todos reunidos, comenzamos la ceremonia, cuando resonaron unos fuertes pasos, un grupo de soldados irrumpió para un registro. Explicaciones, disimulos… al final todo terminó bien.

Padre Sevin. Revista Scout de France 1928.

En 1919, el P. Sevin recibe en Mouscron la visita de Xavier Sarrazin, proveniente de Lille. Sarrazin, deseoso de hacer escultismo en su ciudad, pide información y consejos para llevar a cabo dicha actividad, además invita a la tropa francobelga de Mouscron para que desfile en la fiesta de Juana de Arco que se celebraría ese año en Lille. Los Guias de Mouscron se presentan impecablemente uniformada causando una gran impresión.

Sarrazin, de acuerdo con el P. Sevin, sienta las bases de numerosas tropas; 1ª Lille, 1ª Marcq, 1ª Roubaix y 1ª Croix, fundandose en Lille un primer embrión de asociación, a la que el P. Sevin da el nombre de Scouts de France.

El escultismo era fuertemente menospreciado en los círculos eclesiásticos de la época. Pero el P. Sevin pudo demostrar que podía revisarse para corresponder a una profunda visión cristiana del hombre.

A fines de 1919, el P. Sevin se entera de la existencia en París de tres grupos que se han constituido a imagen del escultismo inglés, Les Entraîneurs de St Honoré d’Eylau, fundados en 1916 por el sacerdote Cornette, Les Intrépides du Rosaire y el grupo Les Vaillants Compagnons de St Michel. El P. Sevin se contacta con el P.  Cornette y en conjunto acuerdan fundar una asociación nacional scout.

El 1 de marzo, el P. Sevin se reúne con los dirigentes de los grupos parisinos y tras semanas de deliberaciones se crea un reglamento federal, el texto definitivo de la Ley scout, y se adopta el nombre de Scouts de France y su insignia.

Les Scouts de France. Jamboree Mundial 1920.

En junio de 1920, se organiza un comité directivo donde el P. Corvette es nombrado como Capellán General y el P. Sevin como Comisario para el escultismo y secretario general. Sevin redacta un manifiesto en el que se describe y define al Movimiento Scout de France. Dicho documento es firmado por el P. Cornette y enviado a todas las diócesis.

El 25 de julio de 1920 se funda la federación compuesta por tres grupos en París y cinco en Lille. Posteriormente se adhieren las tropas de la ciudad de Niza. Ese mismo año el P. Sevin viaja, acompañado de 15 scouts de Francia, al Jamboree de 1920 en Londres donde se reúne con el Conde Mario di Carpegna (Italia) y Jean Corbisier (Bélgica). De dicha reunión saldría la idea de crear la Oficina Internacional de los Scouts Católicos (OISC), que en la actualidad se conoce como la Conferencia Internacional Católica de Escultismo (CICE).

El P. Sevin, consciente de la importancia de la formación, se perfecciona en Gilwell Park obteniendo el título de «Jefe de Campamento Adjunto» y el de «Jefe Akela» siendo el mismísimo Baden-Powell quien le otorga el derecho de abrir el Campo Escuela de Chamarande.

Al abrir en 1923 el Campo Escuela de Chamarande, posibilita a los jefes tanto de Francia como de Europa y resto del mundo a formarse en los métodos scouts e instruirse en la espiritualidad scout católica.

SU VIDA FUERA DEL ESCULTISMO

En 1924, como consecuencias de luchas internas, el P. Sevin abandona sus funciones de Comisario General, lo que no le impide seguir al servicio del movimiento.

El reconocimiento e influencia del P. Sevin sigue en aumento llegando a un punto en que los comisarios nacionales de ramas creen verse opacados ante su autoridad. Con el pasar de los años, se comienza a criticar y reprochar su gestión. Se le acusa que durante sus primeros años no hizo un escultismo suficientemente religioso y que posteriormente lo hizo religioso hasta el misticismo. Los problemas y malos entendidos se extendieron a tal punto que el 15 de marzo de 1933 el P. Sevin es cesado de sus funciones de Comisario Nacional para la Formación.

Después de que el P. Sevin fue relevado de todos sus deberes relacionados con el Movimiento Scout en Francia, sigue como capellán de la 9ª de Lille, la tropa que había fundado, y se ocupó de dar conferencias y exhortaciones a sacerdotes y religiosos, retiros a seminaristas, laicos y tropas scouts en toda Francia. Su fuerte amor al prójimo lo llevan a idear una nueva congregación religiosa de hermanas para trabajar con niñas. Esta visión se hizo realidad cuando en 1935 conoció a Jacqueline Briere, responsable de una manada de lobatos en Saumur.

La Congregación de la Santa Cruz de Jerusalén finalmente se estableció el 15 de enero de 1944 cuando se formó el primer priorato en Issy-Les-Moulineaux y sus primeras miembros fueron cuatro antiguas Girl Scouts. En marzo de 1950, por orden de sus superiores, el P. Sevin deja de ser parte totalmente de su congregación. Esta decisión fue acatada por el P. Sevin con humildad y resignación. «El reverendísimo padre  general y usted mismo pueden contar con mi obediencia absoluta, sin vacilar».

HACIA LA CASA DEL PADRE

En febrero de 1951 Francia se ve azolada por una gran epidemia de gripe. El P. Sevin se encuentra de paso en Boran cuando se entera que una de las alumnas se encuentra muy enferma y que requería de un determinado medicamento para poder sobrellevar la enfermedad. En Boran no hay farmacia y el pueblo tampoco cuenta con locomoción. Para conseguir el medicamento se hace necesario desplazarse hacia un pueblo distanciado a más de 4km por un camino peligroso y accidentado.

El P. Sevin toma prestado un ciclomotor y se dirige a Précy-sur-Oise, a pesar del mal clima de aquella tarde. A la mañana siguiente el padre cae enfermo de una fuerte gripe que su cuerpo desgastado por la edad no podría superar.

En sus últimas horas, sus últimas palabras a sus hijas fueron, “¡Sean todos santos! Nada más cuenta”. El P. Sevin apretó su crucifijo entre sus manos, el mismo que había recibido la mañana de sus primeros votos, y siguió repitiendo, “Mi compañero, mi compañero. Este es mi compañero».

El P. Sevin fallece el 19 de julio de 1951 a los 58 años de edad. Reposa en el cementerio de Oran-sur-Oise, cerca del Priorato de la Santa Cruz de Jerusalén.

En marzo de 1993 se abrió el proceso de canonización del padre jesuita Jacques Sevin. La causa de la beatificación del Siervo de Dios se introdujo en Roma en 1998 siendo declarado Venerable el 10 de mayo de 2012.

Print Friendly, PDF & Email