Artículos Biografías Historia

VERA CHARLESWORTH BARCLAY

Vera Barclay fue una pionera de las mujeres en el Movimiento Scout. No solo fue una de las primeras Lady Scoutmasters, sino también la primera mujer en ocupar un puesto en el mundo masculino de los primeros cuarteles generales Scout.

VIDA TEMPRANA

Barclay nació el 10 de noviembre de 1893, una de los ocho hijos del reverendo Charles W. Barclay, un clérigo de la Iglesia de Inglaterra y su esposa, Florence Louisa Charlesworth, una exitosa novelista. La familia vivía en el pueblo de Hertford Heath en Hertfordshire, al norte de Londres, donde el reverendo Barclay fue vicario desde 1881 hasta 1920. La familia visitaba con frecuencia a St. Moritz en los Alpes suizos; Barclay era una tobogánista entusiasta y una de las pocas mujeres en enfrentarse a Cresta Run, a menudo vestida con faldas o pantalones de montar.

MOVIMIENTO SCOUT

Vera Charlesworth Barclay (1893–1989)

Barclay se unió al movimiento Scout y se hizo cargo de la tropa de Boys Scouts de su aldea en 1912. En 1913, el fundador del movimiento Scout, Robert Baden-Powell, había lanzado un esquema provisional para niños que eran demasiado jóvenes para unirse a los Scouts a la edad de 11 años. Originalmente llamado «Junior Scouts», había sido renombrado como «Wolf Cubs» en enero de 1914. En esa misma fecha, en la Headquarters Gazette (Gaceta de la Sede) se publicó un artículo titulado “Wolf Cubs or Young Scouts – How to train them” (Cachorros de Lobo o Jóvenes Exploradores: Cómo Entrenarlos), que resumía a la nueva sección y sus reglas. El programa era una versión reducida de los Scouts sin actividades específicas para los niños más pequeños.

A menudo, mientras caminaba por la aldea, uno u otro de estos jóvenes descuidados y de ojos entusiastas corrían detrás de mí y gritaban: “¡Señorita, señorita! ¡Si quieres un Scout nuevo, estoy listo! «Correcto», respondía: «Sin duda te recordaré», y oficialmente tomaba su nombre y lo enviaba con una esperanza reavivada. Pero dos años es terriblemente largo cuando tienes nueve años.

Barclay fue molestada regularmente por los muchachos más jóvenes del pueblo que querían unirse a la tropa, por lo que abrió el primer Hertford Heath Wolf Cub Pack y persuadió a su hermana menor Angela para dirigirlo.  Vera y Angela Barclay estuvieron entre los primeros Cubmasters y sus nombres aparecen en la primera lista de Cubmasters que apareció en la Gaceta de la Sede de diciembre de 1914.

Barclay se dio cuenta de que había muchas mujeres dispuestas para ejecutar los Cub Packs y escribió un artículo titulado «How a Lady Can Train the Cubs» (Cómo una Dama Puede Entrenar a los Cachorros), siendo publicado en la revista oficial Scout, la Gaceta de la Sede, en enero de 1915.

Los niños menores de once años se llevarán igual de bien (tal vez mejor) a cargo de una mujer Cubmaster, siempre que sea del tipo correcto… Si cada Scoutmaster pudiera persuadir a una mujer conocida para que maneje una Manada en conexión con su Tropa, encontraría que en el futuro el escultismo se simplificaría enormemente.

Para 1916 había comenzado a trabajar como enfermera en un hospital de la Cruz Roja en la costa sur y justo cuando se lanzó la ofensiva de Somme en julio de 1916 recibió una carta de Percy Everett desde la sede de Scout ofreciéndole un trabajo. En su respuesta ella dice;

“¡Pueden imaginarse cuán terriblemente sorprendido estaba de que me ofrecieran un ‘trabajo de personal’ en la Sede! Estoy seguro de que no lo merezco, pero si usted y el Jefe piensan que debería ser bueno, por supuesto, estoy encantado de aceptarlo. ¡Puedo decir «hacer lo mejor»!

The Wolf Cub’s Handbook, 1916.

The Wolf Cub’s Handbook, 1916.

Ella fue la primera mujer en ocupar un puesto en la Sede y estaba ingresando en un mundo dominado por hombres. En agosto de 1916, la Gaceta de la Sede incorporaría una nueva sección en sus publicaciones la cual se llamaría “The Cubmaster’s Page” (La Página del Cubmaster) escrita por Barclay. Durante los siguientes cuatro años, esta sería la principal fuente de noticias sobre los Wolf Cubs y Vera (junto con el autor invitado ocasional) aprovecharía su experiencia para brindar ayuda práctica e ideas sobre el trabajo y la entrega del programa.

Una de sus primeras tareas fue ayudar a Baden-Powell a editar los borradores del “The Wolf Cub’s Handbook” (Manual del Lobato), que se publicó el 16 de diciembre de 1916 en el Caxton Hall de Londres. Ella ideó muchas de las pruebas e insignias que aparecieron en esta primera edición.

Vera viajó por el país visitando a distintos Wolf Cubs Packs y asistiendo a eventos como la Conferencia de Damas de Manchester o la reunión de Lady Cub y Scoutmasters. Ella escribió su columna mensual resumiendo los lugares que había visitado y contribuyó a la nueva revista «The Wolf Cub» creando contenido dirigido a los mismos lobatos.

JAMBOREE MUNDIAL DE 1920

Tras el final de la guerra en noviembre de 1918, los planes comenzaron a ponerse en marcha para el primer Jamboree internacional. En enero de 1920, después de más de un año de planificación, Vera pudo confirmar que los Wolf Cubs estarían involucrados en una variedad de roles que incluirían la ceremonia de apertura en la que 500 Cachorros realizarían el gran «Gran Aullido».

El Jamboree Internacional fue un gran éxito para el Movimiento y en la ceremonia final se reconoce todo el trabajo y contribuciones realizados por Vera Barclay hacia el escultismo y sus Wolf Cubs, siendo galardonada con el Lobo de Plata, el honor más alto en el Movimiento Scout.

En el 1er Jamboree Scout Mundial en 1920, 500 wolf cubs realizan el Gran Aullido en la arena de Olympia, Londres.

En septiembre de 1920, a través de un escrito en la Página del Cubmaster explicó que dejaría la Asociación para convertirse en Hermana de la Caridad de San Vicente de Paul. Cuando Vera renuncio dejo el Movimiento con muchos expertos en lobatismo y con una organización sólida. Su cargo quedo en manos de la señorita A.C. Hewat, comisionada de los Wolf Cubs en Poplar, que había estado involucrada en la gestión de los lobatos en el Jamboree de 1920. La Página del Cubmaster fue asumida por N.D. Power, el Comisionado Jefe de Wolf Cubs.

Recientemente convertida al catolicismo romano, Barclay pasó un breve período probando su vocación con las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Más tarde vivió en Edgbaston en Birmingham, donde reanudó sus actividades en el escultismo y fue miembro destacado de la Asociación Scout Católica que dirigió un campamento en Hall Green para lobatos y scouts de entornos desfavorecidos.

A principios de la década de 1920, Barclay era una visitante frecuente de Francia, donde alentó el desarrollo de Les Louveteaux o Wolf Cubs en los Scouts de Francia. En 1923, participo del primer curso Wolf Cub Wood Badge francés (Insignia de Madera) en el Castillo de Chamarande y más tarde fue galardonada con la Cruz de San Luis por los Scouts de Francia. Su conexión con el escultismo terminó en 1931, cuando emigró a Francia y luego a Suiza.

VIDA POSTERIOR

La tumba de Vera Barclay con la placa añadida como parte de las celebraciones Cubs100 de 2016.

Barclay regresó a Inglaterra al comienzo de la Segunda Guerra Mundial y vivió en Felpham en la costa sur. Después de vivir en Londres y en la Isla de Wight, donde comenzó a perder la vista, terminó sus días en Sheringham en Norfolk, siendo atendida por su sobrina Betty. Murió el 19 de septiembre de 1989 en el hogar de ancianos de San Nicolás, Sheringham, y está enterrada en el cementerio de Sheringham.

ESCRITURA

Barclay fue una autora prolífica, principalmente de libros para niños, pero también sobre el cristianismo y el Movimiento Scout. Quizás sus obras más conocidas son la serie de cuentos para niñas «Jane». Ella escribió algunos libros bajo los seudónimos Margaret Beech y Vera Charlesworth, y una historia de detectives bajo el nombre de Hugh Chichester.

Danny the Detective: A Story for Wolf Cubs (1918)
Cubbing: A Guide-book for Cub Masters (1920)
The Mysterious Tramp (1921)
Stories of the Saints by Candle-light (1922)
Character Training in the Wolf Cub Pack (1923)
Vie de Florence Barclay (1923)
Jungle Wisdom (1925)
The Book of Cub Games (1926)
Potted Stories to Tell Scouts and Cubs (1926)
Good Scouting: Notes on Scouting in the Catholic Parish (1927)
Peter the Cub (1928, bajo el nombre de Margaret Beech)
Peter and Veronica: Spring-time Lessons in an Old Garden (1928, Margaret Beech)
Danny’s Pack (1928)
The Scout Way (1929)
Saints of These Islands (1931)
Saints by Firelight: Stories for Guides and Rangers (1931)
Jeux pour Mowgli (1931)
Danny and the Rattlesnakes: Yarns for Scouts and Cubs (1931)
Camp Fire Yarns and Stunts (1932)
Games for Camp and Club-Room (1932)
Talks by Firelight (1932)
Knave of Hearts (1933, Margaret Beech)
Practical Psychology in Character Development (1934, con Rudolf Allers)
Camp Fire Singing for Scouts and Guides (1934)
Scout Discipline (1934)
The Mystery of Mortimer’s Wood (1934, Margaret Beech)
Peter and Veronica Growing Up: A Book for Readers of 15 to 17 (1935, Margaret Beech)
Jane Versus Jonathan (1937)
Jane and Tommy Tomkins (1938)
Saints and Adventures (1938)
Gyp and the Pedlar’s Ring (1938)
The Mystery Man in the Tower (1938, bajo el nombre de Hugh Chichester)
Joc, Colette and the Animals (1944)
Jane Will You Behave (1944)
Jane and the Pale Face (1945)
L’homme de la tour (1946)
They Met a Wizard (1947)
Hier stimmt was nicht!: fünf Jungen, ein Schatz und ein Omnibus (1950, con otros)
They Found an Elephant (1950)
Darwin is Not for Children (1950)
Challenge to the Darwinians (1951)
Morning Star and Other Poems (1951)
The Face of a King (1955)
The Holy Shroud: A Divine Message For Our Day – Through Photography (1956)

Print Friendly, PDF & Email